Cayó la ficha nomás

Por elalechavez.

Fichitas

Es ir a la cancha sin esperar tanto como antes. Ver como los jugadores se equivocan sin rezongar demasiado por ello. Observar los gestos de un Jorge Ghiso hiperactivo sobre la línea de cal pero hiperdormido para meter un cambio y, así todo, no putearlo. Es cuando al hincha, finalmente, le cae la ficha. Un estado rarísimo en el fútbol argentino en el que la procesión va por dentro. En el que la bronca no se exterioriza como en aquellas tardes en las que se esperaba ver algo distinto, simplemente por eso. Por no exigirle cosas de más a un equipo que se ha visto superado por la situación (a saber: pelear el ascenso).

Porque eso fue lo que le pasó al hincha albirrojo en la derrota 1-2 del sábado ante Tiro Federal. Se dio cuenta que este Instituto no toca como el Arsenal inglés como muchos le vendieron. Que este equipo no juega el mejor fútbol de la categoría como algunos jugadores defendieron inflando el pecho (y el ego) en la primera rueda. Hoy, con el mayor de los respetos, la Gloria ni siquiera puede compararse con Arsenal de Sarandí. Los dirigidos por Ghiso vienen jugando feo desde hace tiempo. Vienen bajando peligrosamente la escalera de su rendimiento con serio riesgo de darse un golpazo, de caerse y no jugar la Promoción.

Entonces los 90 minutos del partido se viven de otra manera. Tan aburrido es lo que se transmite desde el verde césped que, en las tribunas, se habla de cualquier cosa menos de Instituto-Tiro. “Viste lo que pagó el Real Madrid por Cristiano Ronaldo”, le dice un gringo a un canoso de lentes en la platea. “Si, una locura. Ese tipo es un boludo. Hace poco se hizo bosta en una Ferrari”, le contesta el viejo. Ahí nomás se suma otro hincha, uno que mete un bocadillo del partido de la Gloria. “Che, hablando de autos. Romero no hace una. Parece una Ferrari, pero con las gomas pinchadas”, bromea. Y el mismo gringo que inició (y terminó) el diálogo retrucaría luego: “Más que una Ferrari, Romero es un Fiat 600 tuneao”.

Dentro de la cancha las cosas empeoran. Rébola le regala el primer gol a los rosarinos y la gente murmura. Lo maltrata con algunos silbidos, pero hasta ahí nomás. Llega el segundo gol de Tiro y el hincha no entiende nada, no sabe cómo reaccionar. Entonces se acuerda del descenso de Talleres y empieza a cantar. A disfrutar de la desgracia ajena, un recurso tan común como mediocre y triste que, paradójicamente, nos hace alegres. Que en Córdoba llevamos como bandera por falta de cosechas propias.

Fitito Romero descuenta con un zapatazo al ángulo y en la platea todos lo miran al gringo. “Para vos, culiao”, le gritan por hacerse el gracioso, mientras él devuelve una sonrisa. Igual no pasa más que eso. No hay lugar para las reacciones heroicas. El partido termina y la derrota casi que no duele. Las radios nos dicen que Aldosivi y Rafaela también perdieron y las ilusiones permanecen intactas. Esos mismos locutores nos cuentan que ya descendió Talleres y el conformismo vuelve a invadirnos. Hasta aplausos reciben los muchachos de Vitrola cuando se retiran.

Y es que, en Alta Córdoba, cayó la ficha. El hincha reconoció que este Instituto no es ni peor, ni mejor que el resto. Es un equipo más. Uno que todavía tiene chances de ascender, en medio de tanta malaria. Uno que duerme demasiado y que está cerca de derrochar el esfuerzo de un año entero en la última fecha, pero que todavía tiene vida matemática en el certamen.

Anuncios

1 comment so far

  1. gringo on

    Es cierto, es un equipo más que jugó un par de partidos buenos, distintos para la categoría.
    Ta buena la crónica.

    gringo
    (el de Belgrano)


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: